Ignasi Bosch

igual es cosa de momentos

Creo que tengo un problema de comunicación. Bueno es una idea que me he planteado en más de una ocasión, es sólo que una vez más se ha me ha hecho reconocible.

He arrancado a escribir dos o tres veces en esta sección pero veía que párrafo a párrafo no hacía más que enredarme. No sé si todos hablamos y escribimos con el mismo lenguaje con el que pensamos. Lo de pensar es curioso porqué es evidente que todos lo hacemos (o casi todos) sin embargo no deja de ser un territorio del todo desconocido de puertas afuera. La mayoría de las veces me esfuerzo para ir traduciendo, pero creo que en la traducción se van perdiendo ideas y matices. Eso me lleva al problema de comunicación al que hacía referencia. No sé cual sería el lenguaje con el que perdería menos información. No sé cual es la manera de intercalar y mezclar temáticas tan distintas manteniendo una coherencia y sin perder el hilo de la trama. Hablar a la vez de una paleta de colores, de miradas de admiración, pasados amargos, gestión económica y nanotecnología de la manera más natural del mundo. Mezclado y con sentido. No soy capaz. Y a la que quiero centrarme en una para sacarle el jugo y describirla como tal para profundizar es cuando pierde el sentido porque le faltan las demás. Un poco raro, lo sé. Lo sigo intentando, igual es cosa de momentos, seguiremos.


10:01: